shoes

Par de Botas 1886. Vincent Van Gogh

Par de botas 1886 - Vincent Van Gogh

Van Gogh, en 1886 en París, pinta este par de botas.

En sus años previos, había estado en Drenthe y Nuenen pintando (entre) campesinos. Le escribía a Theo, a propósito de leer a Sensier, “espero no perder jamás de vista <que se trata de ir en zuecos>, quiero decir con esto que se trata de estar contento de tener la bebida, la comida, la cama y la ropa, de estar, en suma, contento con lo que tienen los campesinos”.

En 1930 Heidegger ve la obra y en su ensayo “El origen de la obra de arte”, plantea que cuando en una obra de arte aparecen objetos de la vida cotidiana, podemos reconocer su utilidad, pero su esencia sólo se revela en una obra de arte. Heidegger vio representados en la obra de Van Gogh, los zapatos de una mujer campesina.

Años más tarde, Schapiro discutía la idea de Heidegger y planteaba que los zapatos eran los zapatos del artista, un hombre de su época y su ciudad. La firma del artista, en la parte superior izquierda del lienzo, para éste significaba que Van Gogh se retrata a sí mismo.

Derrida, entra también en el debate, rechazando ambas posiciones.

“- Creo que este par, si se me permite decirlo, son zurdos. Hasta la médula. Hay que fijarse en los detalles, en la superficie lateral interior, uno pensaría que tenía dos pies izquierdos. De zapatos diferentes. Y cuanto más los miro, más me miran ellos, y menos se parecen a un viejo par de zapatos. Más bien parecen un viejo par combinado. Un zapato parece más largo y tiene un talón alzado, mientras que el otro es plano. Y luego están los cordones, en uno de los zapatos, los cordones parece que pasan a través de ojales en paralelo, mientras que en el otro, los cordones flotan libres alrededor de unos pernos de la parte externa del zapato, como si fuera una bota. En cada detalle, parece que Van Gogh nos presenta un rompecabezas sin resolver. Es sorprendente que Heidegger y Schapiro hayan erigido grandes edificios interpretativos sobre un terreno tan inestable. Ambos se han proyectado a sí mismos en la pintura y han adoptado posiciones contrarias.”

Y en estas cosas estaba pensando yo mientras pintaba mi par de zapatillas abandonadas. Homenaje al par de botas de Van Gogh. Pintor campesino.

zapatillas 006

https://www.etsy.com/listing/123337182/shoes-etsy-oil-painting-canvas

http://www.etsy.com/shop/memorieswarehouse

Advertisements